19
nov

Este Real Decreto establece la obligatoriedad de utilizar medios electrónicos en las comunicaciones y notificaciones administrativas de la Agencia Tributaria a determinadas entidades en sus actuaciones y procedimientos tributarios, aduaneros y estadísticos de comercio exterior, y en la gestión recaudatoria de los recursos de otros entes y Administraciones Públicas que tengan atribuida.

Se determinan los supuestos en que los medios electrónicos deberán constituir el único cauce para que determinadas sociedades reciban las comunicaciones y notificaciones de la Agencia Tributaria. Como norma general, estas  sociedades serán las que actualmente ya están obligadas a presentar sus declaraciones tributarias por vía telemática.

 

Asimismo, regula las excepciones en las que se permitirá realizar dichas comunicaciones y notificaciones por medios no electrónicos.

 

Entrada en vigor: 01/01/2011

http://www.boe.es/boe/dias/2010/11/16/pdfs/BOE-A-2010-17575.pdf

0 Sin comentarios

Comentarios cerrados.